¿Qué Hay de Malo en Eso?

¿Qué hay de malo en eso?

¿A quién dañaría?

¿A alguien acaso?

¿Entonces por qué debo negar el amor que siento por Andrea?

¿Y por qué piensan que ella me lo negaría a mí?

¿Creen ustedes que no siente lo mismo?

¿Piensan que yo caeré víctima de su rechazo?

¿Qué quebrantará nuestras vidas?

¿Piensan que soy un muchacho estúpido?

¿Entonces por qué tanto disgusto?

¿Por qué, mamá?

¿Con cuál motivo, papá?

¿Acaso no era de esperarse que yo cayera enamorado?

¿No es acaso natural, luego de tantos años que ella y yo compartimos nuestras vidas?

¿O no fue ella la constante a lo largo de mi infancia?

¿Entonces qué cosa ven tan incorrecta?

¿Qué no fueron ustedes, junto con los padres de Andrea, quienes suspiraban de ternura cuando de niños nos veían caminando tomados de la mano?

¿Quienes reían a carcajadas cuando nos dábamos besos de piquito?

¿Entonces por qué ahora habríamos de avergonzarnos?

¿Por qué yo?

¿Por qué ella?

¿Y por qué ustedes?

¿Se te ponían rojas las mejillas, mamá, cuando nos escuchabas jugar a la casita o al doctor?

¿Acaso captabas bochorno en nuestra desnudez cuando nos metías juntos a la bañera?

¿O veías que nos tapábamos los ojos mientras esperábamos a que nos vistieras?

¿Te parecía yo molesto cuándo vestías primero a Andrea y a mí me forzabas a esperar encuerado sobre la cama?

¿En algún momento me importó?

¿Era acaso algo anormal en plena edad de la inocencia?

¿Consideras que era malo en ese entonces? 

¿Qué pudo haber cambiado en nosotros, a parte de nuestras edades?

¿Van a reprocharnos, solo porque ahora somos unos adolescentes?

¿Eso fue lo que convirtió mi amor por ella en algo inaudito?

¿Quieren que niegue entonces que su belleza invade constantemente mis pensamientos?

¿Qué diga que en Andrea no pienso todo el día y toda la noche?

¿Rechazaré que al solo imaginar su toque se acelera mi corazón?

¿Qué hay de malo en eso?

¿A quién mataría?

¿Amerita que hagan tanto escándalo?

¿O será que lo que les molesta es mi despreocupada aceptación por este sentimiento con el que cargo?

¿Y si admito yo que este amor también me incomodaba?

¿Si confieso que, al principio, traté de ignorar su constante presencia?

¿Qué también a mí la idea me quitó el sueño?

¿Pensarán menos de mí por ser capaz de aceptarlo?

¿Por ser tan temerario como para enfrentar este deseo?

¿Acaso creen que no lo he meditado?

¿Piensan que no he luchado contra él?

¿Me imaginan incapaz de vencerlo?

¿Qué podría decir yo, para convencerlos de que mis sentimientos por Andrea son ciertos y no las ilusiones una infatuación mal dirigida?

¿Cómo los puedo convencer de que era inevitable?

¿Qué puedo decir para probarles que no es tan insólito cómo ustedes juran?

¿Qué no haría daño alguno?

¿Y qué importa que sea mi prima?

¿Qué hay de malo en eso?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s